regulacion del trafico en ciudades por contaminacion - grupo montalt

Regulación del tráfico en ciudades por contaminación

La regulación del tráfico en ciudades por contaminación se ha convertido en una prioridad para las autoridades españolas desde hace varios años. Ya en 2015 comenzaron las primeras medidas que no han dejado de entrar en vigor hasta nuestros días, cuando todavía quedan muchas por ponerse en marcha.

La regulación de los coches en ciudades ha alcanzado su máximo con la entrada en vigor de las etiquetas de la DGT, que sirven para saber cuán contaminante es un coche. De hecho, los vehículos fabricados antes de 2000, según sus especificaciones y combustible, tienen cada vez más complicado circular por grandes urbes.

No obstante, la regulación de la circulación en las ciudades alcanza su máximo exponente en Madrid y Barcelona. Las dos grandes urbes españolas son las que más han avanzado en este aspecto, y han puesto bastante complicada la circulación del parque móvil con más años de vida.

La regulación ambiental en ciudades españolas

La regulación del tráfico por contaminación arrancó con fuerza en 2015. En marzo de ese año entró en vigor el Plan Nacional de calidad del aire 2013 – 2016, que obligó a clasificar los vehículos según su capacidad contaminante.

Fue en aquel momento cuando las pegatinas ecológicas eran enviadas a los propietarios de coches y vehículos con 0 emisiones. Luego, se añadieron automóviles ECO, a los que se unieron dos nuevas categorías, la B y la C. Ahora, se ha hecho extensiva a motocicletas.

Pero la regulación del tráfico en ciudades por contaminación no se detuvo ahí. De hecho, fueron Madrid y Barcelona las grandes metrópolis pioneras, pues en 2016 incorporaron medidas concretas aprobando protocolos anticontaminación.

Hoy en día, en episodios de alta contaminación, no se puede acceder a estas ciudades ni circular por ellas según ciertas restricciones, como el número de matrícula, por ejemplo.

El Ayuntamiento de Barcelona también ha anunciado que, desde 2020 y en adelante, los vehículos contaminantes ya no podrán circular por la ciudad. A esta iniciativa se ha sumado Madrid, que a partir de esa misma fecha no dejará circular vehículos que no tengan su distintivo DGT en la zona interior a la M30.

Medidas futuras para la regulación del tráfico en ciudades por contaminación

El futuro de los coches antiguos se prevé bastante negro, especialmente para los más contaminantes, y sobre todo en las grandes ciudades. Por ejemplo, en Madrid, donde está previsto que se prohíba su circulación en todo el término municipal a partir de 2025.

Algo más complicado lo tienen los ciudadanos de Barcelona. Desde noviembre de 2017, la ciudad condal ha prohibido la circulación de vehículos sin distintivo de la DGT en días de elevadísima contaminación. La sanción en caso e incumplir esta norma es de 100 €.

Aun así, en 2020 estará totalmente prohibido circular sin distintivo por Barcelona en las Zonas de Bajas Emisiones, que es prácticamente toda la ciudad excepto Tibidabo, Les Planes, Zona Franca y Vallvidrera.

Para finalizar, advertir que, desde el 1 de enero de 2019, 39 municipios de la provincia de Barcelona prohibirán circular de lunes a viernes por Zonas de Protección Especial de Ambiente Atmosférico. Esta prohibición se alarga a vehículos matriculados antes del 1 de enero de 1997, y a furgonetas matriculadas antes del 1 de enero de 1994.

Además, Madrid ya ha acotado un Área de Prioridad Residencial de Centro que prohíbe la circulación a vecinos no residentes que no cuenten con distintivo B de la DGT, es decir, motores diésel matriculados antes de 2006 y gasolina previos a 2000.

Por último, adicionalmente a estas medidas que están estableciendo los propios ayuntamientos, existen otras medidas que también afectan al parque de vehículos y que una forma u otra también van la misma dirección de eliminar de la circulación aquellos vehículos que más contaminen,  como por ejemplo los nuevos cambios que se han realizado en la ITV en 2018 para detectar vehículos contaminantes.