que son los coches de gerencia - grupo montalt

¿Qué son los coches de gerencia?

Si estás pensando en comprar un vehículo, es posible que te haya surgido la oportunidad de adquirir coches de gerencia. Pero, ¿sabes qué son estos automóviles y por qué reciben esta denominación?

A continuación, vamos a explicar largo y tendido en qué consisten los coches de gerencia y por qué nunca los debes confundir con los km 0 y los de segunda mano, ya que han tenido usos parecidos, pero no iguales, de ahí que las condiciones del vehículo puedan variar.

Los coches de gerencia

Básicamente, un coche de gerencia es un vehículo que ha sido utilizado por un concesionario o por la propia marca, es decir, que ya tienen un tiempo de uso y circulación.

Por ejemplo, pongamos que te ofrecen para comprar coches de gerencia en Valencia. Lo más normal es que el propio concesionario que lo vende lo haya utilizado por diversos motivos o para varias finalidades.

Ahora bien, ¿cuáles son las finalidades para las que han sido usados estos coches de gerencia? Veamos los supuestos más habituales y comunes:

  • Básicamente es un coche usado o coche de segunda mano, pues ha tenido un dueño que lo ha utilizado un tiempo determinado.
  • En este caso, los coches de gerencia ya han sido matriculados, sin embargo, ha sido la propia marca o el mismo concesionario que los ha usado quienes han realizado este trámite.
  • Lo más probable es que el mismo concesionario que lo vende sea donde se ha usado y el que lo ha matriculado.
  • Son coches con muy poca antigüedad, no más de un año, aunque los 6 meses son lo habitual.
  • A este tipo de vehículos, aunque sean coches híbridos de gerencia, por ejemplo, se les han hecho muy pocos kilómetros, no más de 10.000 o 15.000, aunque los supuestos pueden variar dependiendo del uso que se les hayan dado.
  • Por lo general, la venta de coches de gerencia ofrece vehículos con muy poco uso y en un estado excelente a precios bastante competitivos.
  • Si observamos detenidamente el nombre, al comprar coches de gerencia, se está adquiriendo un vehículo que ha sido usado por gerentes, por directivos o por empleados de alto rango, como jefes de ventas o de sección. En general, se les ofrecen estos automóviles como cortesía por su responsabilidad y puesto en el organigrama de la empresa.
  • En muchos casos, los usuarios de coches de gerencia se pueden ampliar a cargos menos elevados, como vendedores, por ejemplo, aunque no tiene por qué ser la tónica general.

Hay que tener en cuenta que, en ocasiones, un concesionario invierte en marketing y en servicio al cliente. Esto quiere decir que adquiere vehículos que pueda mostrar al cliente. Así pues, antes de la venta de coches procedentes de gerencia, los matricula y los pone a disposición de sus empleados y los posibles interesados en su compra para que puedan realizarse pruebas de conducción.

Qué NO es un coche de gerencia

Ya hemos visto los casos en que se puede considerar que un vehículo es un coche de gerencia. Ahora bien, como dice el célebre dicho, ‘hecha la ley, hecha la trampa’. Por desgracia, existen desaprensivos que tratan de ‘colar’ vehículos de todo tipo como automóviles de gerencia, incluso cuando no es el caso. ¿Cómo podemos identificar estas estafas? Vamos a conocer los supuestos más habituales que se suelen encontrar:

  • Coches del departamento de prensa: puede ser que una marca haga esto con uno de sus vehículos, de forma que matricula unidades para que los medios especializados y las revistas de motor puedan probar y hacer sus críticas y artículos. Se usan en eventos, en presentaciones y en entrevistas y quedadas con periodistas. Luego, cuando se venden, nunca siendo muy antiguos, pueden ser considerados coches de gerencia, aunque no siempre, pues dependerá del tiempo de uso, kilometraje, etc.
  • Coches de cortesía: también es posible que algún concesionario quiera hacer pasar un vehículo de cortesía por coche de gerencia cuando un cliente deja su automóvil en el taller. Técnicamente, no son coches de gerencia, pero pasan por ello. Son vehículos que han pasado por muchas manos, pero cuando se ponen a la venta no suelen llevar demasiados kilómetros hechos.
  • Coches de alquiler: este es uno de los casos más flagrantes. A veces, vehículos que han pertenecido a empresas de alquiler intentan ser vendidos como de gerencia, ya que pudieron ser adquiridos a través de convenios con fabricantes o concesionarios. Lo normal es que retornen para ser vendidos al poco tiempo, no más de seis o doce meses. Sin embargo, es posible que tengan un exceso de kilómetros. Sea como fuere, entre coches de km 0 o de gerencia, estos estarían en el primer caso, aunque más bien deberían considerarse como usados o seminuevos.
  • Coches de semigerencia: en realidad, este término no existe, lo hemos acuñado nosotros para explicar esta curiosa modalidad. Son vehículos matriculados por una marca para comercializarlos como vehículos de alquiler sin conductor. Sin embargo, posteriormente, por diversos motivos, generalmente financieros, han acabado en manos de directivos o jefes, es decir, gerentes, pese a que han circulado bajo dos modalidades diferentes.

Características de un coche de gerencia

Un conductor interesado en comprar un coche de gerencia ha de ser cuidadoso con su elección. Buscará un vehículo a buen precio, seminuevo y con pocos kilómetros, pero tendrá que cuidar de no adquirir uno automóvil que ha pasado por demasiadas manos y tal vez no todas lo han cuidado como debieran.

En estos casos, a la hora de elegir entre coches de gerencia o km 0 en Valencia, por ejemplo, deberíamos más bien decir que toca decidir entre coches de gerencia y km 0 en Valencia, por hacer un símil rápido, pues se podría dar el caso de que cumple ambas condiciones, o quizás en realidad es un seminuevo o un usado.

Entonces, ¿cómo saber que se está adquiriendo el coche que se busca? Es normal que haya cierto miedo, pero también hay formas de saber que es el vehículo deseado. Para ello, hemos de investigar el historial del automóvil y compararlo con las características que ha de cumplir todo coche de gerencia:

  • Es un vehículo con pocos kilómetros, pero que, mejor o peor, ha sido usado para eventos, como cortesía, para el trabajo de un concesionario o marca, por altos cargos…
  • El estado del vehículo de gerencia ha de ser bueno, con una carrocería casi nueva y no más de 15000 kilómetros circulados. Además, hay que observar que neumáticos, suspensión y demás estén casi perfectos, con todas las garantías del fabricante.
  • Al investigar la historia del coche en la Dirección General de Tráfico, es importante observar que su uso ha sido el que se entiende para coches de gerencia, de lo contrario, se considerará de segunda mano. Obviamente, no puede haber pasado una ITV, por ejemplo, como sucedería con un vehículo que se ha destinado al alquiler, y por lo que la ha de pasar a los dos años.

Ventajas de un coche de gerencia

Dicho todo esto, vamos a centrarnos a continuación en las ventajas que obtendrás al comprar un coche de gerencia:

  • La primera y principal es, sin lugar a dudas, su precio, más bajo que uno nuevo.
  • Al considerarse un coche de lujo o alta gama por ser para directivos, puedes encontrar un 20% de descuento, muy elevado para este tipo de vehículo.
  • Normalmente están muy bien equipados, ya que suelen ser los topes de gama de sus respectivas líneas de fabricación.
  • Tienen las mismas garantías que los vehículos nuevos.
  • Se pueden financiar como cualquier otro coche.
  • La entrega es rápida, pues están matriculados.
  • Se pueden encontrar en casi todos los concesionarios, pues prácticamente todos los utilizan.
  • No son muy antiguos y no han hecho demasiados kilómetros.
  • Los usan directivos, trabajadores del concesionario y marca y algún que otro cliente, por lo que suelen estar muy bien cuidados.
  • La titularidad ha sido de la marca o concesionario, lo que es garantía de buen uso.
  • Por lo general, rara vez superan los 8 meses desde la matriculación, un año como máximo.
  • Se les hace una completa puesta a punto antes de la entrega.

Diferencia entre coches de gerencia, de segunda mano y Km. 0

Para finalizar, imaginamos que te preguntas cómo podrás diferenciar los coches de gerencia de la segunda mano y el Km. 0. Bien, veamos cómo definir cada uno para saber en qué divergen:

  • El coche de kilómetro 0 es un vehículo matriculado por el concesionario o fabricante y que se transfiere al comprador como segundo propietario. Puede tener pocos kilómetros y sus usos previos habrán sido muy variados, de ahí su ventajoso precio.
  • El vehículo de gerencia, como hemos visto, se usa primordialmente por directivos de concesionarios y marcas y ha de estar prácticamente nuevo, aunque matriculado, y suele ser de alta gama.
  • El coche seminuevo no supera los dos años de antigüedad y no puede haber hecho más de 25.000 kilómetros.
  • El coche de segunda mano o de ocasión ha sido usado por un propietario como mínimo que no tiene por qué haber sido un concesionario necesariamente. Tiene más de dos años y el kilometraje puede variar mucho.

Ahora, ya tienes información útil para comprar un coche de gerencia en Valencia perfecto para tu necesidad y a gran precio.