¿Qué puntos importantes revisa un taller en una revisión pre-ITV del Grupo Montalt?

¿Qué puntos importantes revisa un taller en una revisión pre-ITV?

Antes de llevar el coche a pasar la ITV, conviene realizar una revisión previa. Lo más adecuado es llevar el coche a tu taller de confianza para que realicen la llamada pre-ITV. Esta revisión previa debe englobar una serie de acciones indispensables de las que te informamos a continuación:

La finalidad de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos), es lograr que los automóviles en circulación tengan un nivel de seguridad mínimo, disminuir el número de accidentes por fallos técnicos y proteger el entorno medioambiental de la emisión de gases nocivos.

Todos los coches en circulación están obligados por ley a pasar la ITV de forma periódica y a hacer revisiones extraordinarias cuando sea necesario. La pre-ITV permite detectar anomalías y solucionarlas antes de pasar la revisión ITV.

Revisión pre-ITV

Desde los talleres que formamos Grupo Montalt aconsejamos realizar al menos dos revisiones al año al coche. Estas revisiones llamadas pre-ITV permiten comprobar el estado de los elementos que suelen ser revisados en la ITV para superarla sin problemas.

Las anomalías más frecuentes en la Inspección Técnica suelen ser: frenos, luces, neumáticos y gases emitidos. Si todos estos elementos se encuentran al día y en buenas condiciones, evitaremos tener que volver a llevar el coche para una segunda revisión (y un segundo pago).

Revisión ITV

Datos del vehículo: Marca y modelo. Número de bastidor y matrícula, que deberán ser los mismos que aparecen en el carnet de conducir y en la Tarjeta de Inspección Técnica del vehículo.

Elementos exteriores:

  • Retrovisores, estado de la placa de la matrícula, correcta visibilidad, lunas, limpiaparabrisas, etc.
  • Estado de elementos de la carrocería: Se comprueba el buen estado de la misma así como el del piso, el bastidor y los bajos del coche.

Elementos interiores:

  • Correcto funcionamiento de puertas y ventanillas, mecanismos de cierre y seguridad, cinturones.
  • Niveles de líquidos: Aceite, agua, frenos…
  • Señalización óptica y acústica: luces de señalización, cruce, intermitentes, de freno y marcha atrás, largas y cortas, etc.
  • Inspección visual de frenos: Se valora si están equilibrados y son eficaces.
  • Ejes y suspensión: Inspección visual de elementos de suspensión, dirección y bajos. Articulaciones, amortiguadores, rótulas.
  • Bastidor, transmisión, motor: nivel de ruido, tipo de motor, control de emisiones, etc.

La mayor oferta de vehículos de ocasión, junto a un gran equipo de especialistas y la más amplia gama de servicios.

Grupo Montalt: 45 años a tu servicio