que es el renting - grupo montalt

Qué es el renting

Hoy en día no hay concesionario de automóviles que se precie, sino es capaz de ofrecer un servicio profesional de renting de coches. Pero ¿en que consiente el Renting?

Renting define la posibilidad de adquirir un vehículo o flota de vehículos en régimen de alquiler. Tanto empresas como autónomos han visto en el renting una buena forma de disponer de vehículos sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero por su compra.

Con el renting de vehículos los usuarios minimizan sus gastos de forma significativa al firmar un contrato con condiciones y especificaciones concretas.

¿Qué es el Renting?

El renting de vehículo consiste en la firma de un contrato de alquiler a largo plazo, por lo general, entre 12 y 60 meses, aunque los contratos por años son muy comunes. Quien contrata un Renting por un vehículo, paga una cuota periódica, teniendo derecho a la utilización del mismo, sin la necesidad de hacerse cargo de determinados costes de mantenimiento o gestión.

Cada concesionario o empresa ofrece diferentes contratos con distintos servicios y condiciones. Pero por lo general contratar un servicio de Renting de vehículos incluye los siguientes conceptos:

  • Diferentes labores administrativas derivadas de la gestión del vehículo: compra, matriculación, entrega de vehículo, pago de impuestos, seguro, etc.
  • Mantenimiento preventivo mecánico, asistencia en carretera, revisión completa del vehículo, revisiones establecidas con diferentes acciones preventivas como el cambio de neumáticos. Reparación del coche en caso de avería sino no es causado por el mal uso del vehículo.
  • El contrato de Renting suele especificar un precio por Km, abonándose a favor del contratante si los kilómetros recorridos son inferiores a los contratados.

No incluye un contrato de Renting de vehículos:

  • Todo los relacionado con el importe de las multas sufridas durante el uso y disfrute del vehículo en Renting.
  • La limpieza del vehículo. El cuidado y limpieza del vehículo es responsabilidad total del contratante.
  • Toda reparación o avería que haya sido sufrida por el mal uso del vehículo o incumpliendo las instrucciones del fabricante.

El Renting es, sin duda, una modalidad muy atractiva para poseer un vehículo o una flota de vehículos, pues se disfruta de un coche bajo un contrato muy beneficioso y a precios más reducidos en comparación con la gran suma que supone la compra de un vehículo.

que es el renting img1 - grupo montalt

Tipos de renting

Llegados a este punto, toca preguntarse qué tipos de renting existen y cuál merece más la pena según las necesidades concretas de un proyecto.

Bien, es el momento de saber que hemos de diferenciar entre renting para autónomos, renting para particulares y renting para empresas. Veamos en qué consiste cada uno de ellos:

  • Renting para empresas: hoy en día está considerado como una ventaja enorme para toda empresa que desea ser competitiva. La razón es muy sencilla. Al contrario que otras opciones de financiación como el préstamo o el leasing, en este caso no existen apenas gastos asociados. Es decir, el empresario se olvida de comisiones, impuestos, revisiones, mantenimientos, gastos de gestoría, averías, etc. Solo se paga una cuota fija que incluye todos los servicios que se deseen contratar de forma personalizada, lo que ahorra no solo dinero, también trámites engorrosos. O sea, simplifica la gestión, por lo que aumenta el servicio de calidad que se ofrece.
  • Renting para particulares: el renting puede parecer una práctica solo útil para empresas, pero también los particulares pueden aprovecharse de grandes beneficios. Por ejemplo, el ahorro medio sobre compra financiada o al contado ronda el 15%. Además, se puede cambiar de vehículo según necesidades cada cierto tiempo estipulado, se obtienen coches con sistemas de seguridad de gran calidad, por encima de la media en compra, se logra un automóvil más ecológico y eficiente y simplifica trámites gracias a su cuota de coste fijo, lo que facilita planificar gastos. Y, por supuesto, según plan, puedes tener revisiones, reparaciones, neumáticos e incluso seguro pagado.
  • Renting para autónomos: a medio camino de la empresa y el particular encontramos al autónomo que, además de beneficiarse de las ventajas ya vistas, añade, como en las empresas, buenas desgravaciones fiscales de hasta el 100% si es usado por motivos laborales. Y, obviamente, elimina riesgos y costes añadidos que suelen devenir del vehículo en propiedad.

Ventajas e inconvenientes del renting

Una vez conocido de qué se trata el Renting de vehículos vamos a enumerar las principales ventajas que aportan este servicio a millones de profesionales en todo el mundo:

  • En primer lugar, debemos de hablar de la forma de pago. Contratar un servicio de renting de vehículos está ligado al pago de cuotas mensuales, una modalidad más flexible que desembolsar el coste total de un vehículo para su adquisición.
  •  Una de las tareas que incluye el renting son todas las labores administrativas relativas a la compra del vehículo y matriculación que vienen incluidas en el contrato de renting.
  • En caso de avería las ventajas que ofrece el renting son beneficiosas para los usuarios: desde la reparación del coche en caso de problemas mecánicos, posibilidad de disfrutar de un vehículo de sustitución o hasta asistencia en carretera.
  • El seguro vendrá cubierto en el precio del contrato de Renting. En las cuotas está incluida la parte proporcional del precio de la póliza del seguro.
  • El importe de las revisiones del coche, las reparaciones en caso de avería, así como el cambio de neumáticos vendrá a cargo de la empresa arrendadora.
  • Por lo general los contratos de renting ofrecen servicios exclusivos para sus clientes: cita previa en talleres, tarjetas de combustible o asistencia en carreta 24 horas son algunos de los servicios más populares.
  • La capacidad de renovación de los contratos de Renting nos da la posibilidad de cambiar de vehículo, disfrutando de los vehículos más modernos y de última generación.
  • El coche o flota de vehículos es propiedad de la empresa, finalizado el contrato de renting es posible cambiar de tipo de vehículo.
  • Acceso a servicios exclusivos propios del contrato de renting: menores tiempos de espera en talleres, citas previas o el cambio de neumáticos.
  • Asistencia en carretera y vehículo de sustitución, garantizado para no perder rendimiento en nuestro negocio.
  • Servicio de reclamación de multas.

Las claves del Renting

Cómo funciona el renting de coches para empresas

Las ventajas del renting de coches de empresa son muchas, puesto que, por una cuota fija, tienes toda clase de servicios, caso de las tasas y gastos de matriculación, los seguros, mantenimiento, etc. Todo esto, a cargo de la compañía de renting en cuestión.

En no pocas ocasiones, se ofrece también al cliente servicios de asistencia en carretera, sustitución, gestión de multas, tarjeta de combustible, servicio de recogida y entrega del vehículo para mantenimiento, etc.

Al final, con tantas opciones, podemos decir que el renting de vehículos es como un traje a medida, donde el cliente puede tener un coche tal y como lo necesite, respondiendo a lo que demanda la empresa o el particular en cuestión.

Las empresas de renting de automóviles para empresas o particulares suponen una forma inteligente de tener los mejores vehículos para dar el servicio que necesitan, tanto en lo meramente profesional, como en asuntos de representación.

El mercado cada vez tiende más a este tipo de soluciones que son bastante más prácticas, y, a la postre, menos gravosas para un cliente que necesita vehículos nuevos, en perfecto estado, y que den el funcionamiento que precisan con el soporte de una gran empresa de renting de coches.

Diferencia entre leasing y renting

Ahora, llega el momento de elegir: ¿Leasing o renting? Para saber cuál es la modalidad que mejor se adaptará a nuestras necesidades y modelo de negocio, hemos de saber en qué se diferencian en concreto:

  • Objeto del contrato: el renting es un alquiler a largo plazo llamado también arrendamiento operativo. El leasing es un contrato de arrendamiento financiero que se regula vía legal con el que se transfieren beneficios y riesgos derivados de la propiedad.
  • Duración del contrato: con el leasing, la duración mínima del contrato será de dos años sin posibilidad de cancelación. El renting es más flexible, pudiendo tener duración entre 1 y 5 años, aunque no hay limitación legal.
  • Sujetos: el leasing se regula de forma que se prevé que el vehículo se use para actividad profesional o empresarial, el renting puede ser contratado por personas físicas o jurídicas.
  • Cuotas: en el renting, las cuotas incluyen todos los gastos, incluso los de impuestos, ITV, revisiones, matriculación, etc. Con el leasing, la cuota incluye la amortización del coste del coche, además de los impuestos y la financiación, pero el usuario cubrirá gastos de mantenimiento.
  • Fiscalidad: en referencia al renting, la cuota puede ser desgravada al 100%. También la parte que corresponde al IVA se puede deducir en la declaración, e incluye una deducción mínima del 50% del IVA soportado. Mientras tanto, en el leasing las cuotas se pueden desgravar en el impuesto de sociedades o IRPF. Se suele considerar la opción de compra, por lo que se ha de tener en cuenta como compraventa, y se ha de pensar en el ajuste de intereses por financiación de vehículos.

¿Qué es mejor, renting o leasing para particulares?

En el caso de los particulares, las opciones no son muchas en esta situación, pues el leasing no puede ser realizado por este tipo de figura física, así que, la única posibilidad en este caso está clara, es el renting.

Ahora bien, ¿merece la pena un renting para particulares? La respuesta no es absoluta, pues este detalle depende de varios factores. Por ejemplo, la cantidad de kilómetros que se hará en el vehículo, es decir, el uso.

Además, el conductor, si desea olvidarse del seguro del vehículo, las revisiones y demás, encontrará en el renting una excelente opción. Eso sí, no llegará a tener el vehículo en propiedad, pero siempre tendrá coche ‘nuevo’, aunque puede que no siempre conduzca el mismo automóvil.

Hay que recordar que, con el renting, el titular del vehículo será siempre la empresa, no el particular. No obstante, hay ventajas muy claras con esta práctica de cara al conductor, pues el ahorro en gastos de mantenimiento, seguro, etc. puede ser considerable, pero no habrá nunca opción a compra, como sí que existen en el leasing, aunque no sea legal hacerlo por parte de particulares.

¿Y para autónomos y empresas?

Nuevamente nos hemos de centrar en el mismo condicionante. ¿Cuál será el uso que se le dará al vehículo? Así pues, especialmente de cara al autónomo, si este profesional trabaja un buen número de horas en el coche, sin duda puede ser una opción perfecta el renting.

En la modalidad de leasing, el autónomo o la empresa tienen la titularidad del vehículo y una opción de compra final que puede ser interesante si quieren hacer uso de esta cláusula.

Sin embargo, con el renting, tanto autónomos como empresas se olvidan de mantenimiento y gastos relacionados con el vehículo. Además, si no se llegan al número mínimo de kilómetros, puede haber descuento en el gasto, aunque también se puede establecer la cláusula inversa, pagar un plus si se excede cierto kilometraje máximo.

No obstante, entre leasing y renting, tal vez con la primera opción se pague menos mensualmente, pero se compensa con el compartir gastos de mantenimiento y la opción de compra final. Mientras, en el segundo, nunca se tiene el vehículo en propiedad, pero siempre está prácticamente nuevo y sin preocupación por revisiones, talleres, seguros, etc.

Cada empresa y autónomo tendrán que observar sus condiciones particulares y necesidades exclusivas para saber qué opción será mejor para ellos.

Beneficios del renting para Autónomos y Pymes

Cuánto cuesta un renting

No es fácil dar una respuesta a esta cuestión, así que, en este caso, diremos: depende. Y, como decía la canción, de qué depende. Pues variará según lo que te quieras gastar y las condiciones que logres, pues las tarifas pueden ser muy baratas, pero también muy caras.

Como ya hemos comentado, el ahorro tras un contrato de renting respecto a mantenimiento, papeleo y seguros del vehículo es elevado. Ahora bien, tendrás que negociar una tarifa que pagarás mes a mes mientras dure la relación contractual.

Dicho esto, el precio del renting de vehículos también puede variar según el coche que elijas. Esta es otra variable a considerar antes de optar por esta fórmula.

Y ahora, vamos al quid de la cuestión: ¿Cuánto te puede costar el renting de un vehículo? Las tarifas pueden ser muy variadas, e ir desde los 150 o 200 euros en sus versiones más baratas hasta subir por encima de los 1000 y 1500 euros.

¿Por qué hay tanta diferencia en los precios? Por la calidad, modelo y precio del coche del renting, por el tamaño de la flota, por las condiciones, por la duración máxima del contrato…

Ahora, tienes toda la información necesaria para decidir si te es rentable el renting de coches o no. Tuya es la decisión final.