¿Qué es el ESP?

¿Qué es el ESP?

Poseer un vehículo exige un ejercicio de responsabilidad muy alto, no solo en la conducción, sino en el hecho de conocer el concepto y funcionamiento de los distintos sistemas que componen el equipamiento del coche deseado.

De todo ellos, los que se refieren a la seguridad en la conducción y al control de la velocidad, son prioritarios de conocer y entender su funcionamiento y las ventajas del uso de los mismos. En esta ocasión vamos a hablar del ESP (sistema de control de la estabilidad)o control ESP, uno de los avances tecnológicos más importantes relacionados con la seguridad en la conducción.

Desde el 1 de noviembre de 2014  la instalación del sistema de control de la estabilidad (sistema ESP) es obligatoria, debido  a su mayúscula importancia para preservar la seguridad en carreta.

Veamos que es el ESP, cuál es su funcionamiento y las ventajas que nos ofrece a la hora de disfrutar de una conducción más segura y responsable.

ESP, seguridad activa para tu vehículo

Cuando nos encontramos en el proceso de adquirir un nuevo vehículo, no pasamos horas leyendo las diferentes equipaciones y sistemas que integran cada coche. Seguramente, en muchas ocasiones, has visto escrito ESP, ESC, DSC, VDC, ACC y VSC, estas son las siglas comerciales del sistema de control electrónico de estabilidad.

El ESP es un sistema que se encarga de mantener la trayectoria marcada por el conductor, la dirección de vehículos en carretas peligrosas se ve comprometida muchas veces, ocasionando los peligrosos virajes y derrapes, los grandes causantes de accidentes en terrenos en mal estado. También es un apoyo para aquellos conductores que no tienen la experiencia o la pericia en el dominio del automóvil en distintos terrenos, perdiendo el control de la velocidad.

El ESP es capaz de detectar cualquier diferencia en el giro y la velocidad de las ruedas, frenando de manera automática una rueda u otra dependiendo del tipo de deslizamiento que estemos sufriendo. Este sistema ofrece una respuesta rápida y eficaz a los problemas de estabilidad de manera activa, minimizando el riesgo producido en los subvirajes o sobreviraje.

Pero, ¿Cómo funciona el control de estabilidad ESP? Se trata de un sistema que posee una UCE (Unidad de Control Electrónico) que conecta  a unos dispositivos actuadores situados en el sistema de frenos más una serie de sensores: sensor de ángulo de giro y aceleración transversal, sensor de velocidad de giro y un sensor de ángulo dirección.

El resultado es un control absoluto de la velocidad y dirección de nuestro vehículo, capacitando al sistema a corregir su estabilidad al recoger cualquier sensación diferente a la trayectoria establecida por el conductor.

El sistema de control de estabilidad ha salvado muchas vidas desde su aparición, siendo uno de los equipamientos más importantes en un vehículo. Por último, recordar que frente a la seguridad y tranquilidad de poseer este tipo de sistemas, debemos de añadir nuestra responsabilidad y prudencia al volante.

Grupo Montalt: 45 años a tu servicio