posibles averias aire acondicionado coche - grupo montalt

Las averías más posibles del aire acondicionado en un coche

El aire acondicionado es fundamental en nuestro país, pero como todo elemento de cualquier coche, puede averiarse. Conviene estar atento a cualquier fallo, porque si te ocurre con la llegada del buen tiempo, las averías pueden ser todo un incordio.

Cómo funciona el aire acondicionado del vehículo

El funcionamiento del sistema de aire acondicionado es fácil y sencillo. Hablamos de un gas que circula por unos conductos y que, gracias a un proceso químico pasa a ser líquido, enfría el aire que pasa por otros conductos antes de dar frío al interior del coche.

Averías habituales en el aire acondicionado de tu coche

Algunas de las averías más habituales del aire acondicionado de un vehículo son:

¿No llega aire fresco al coche?

Lo normal es que exista una pérdida de gas que produzca el propio uso del aire acondicionado. La recarga es fácil con la maquinaria adecuada, pero no hace falta comprarla, por lo que podemos acudir a un taller mecánico. Ahí rellenarán el gas y comprobarán que efectivamente no hay fugas en el circuito. Si las hay, evidentemente toca repararlas.

¿Qué ocurre de no cuidar el aire acondicionado del coche?

Como en toda pieza mecánica, lo mejor es evitar usarlo a máximo rendimiento. Esto hace que sea mejor no conectarlo a tope cuando haga mucho calor. Para el sistema es menos agresivo y ecológico arrancar y comenzar la marcha con las ventanillas abiertas y conectarlo algo más tarde cuando la temperatura interior esté igualada con la exterior.

El aire acondicionado es mejor que no esté por mucho tiempo parado. Deberá ponerse en funcionamiento también en temporada invernal para que el compresor pueda arrancar. Así se evitan obstrucciones. Se puede usar para desempañar los cristales en invierno, una tarea en la que el aire acondicionado es clave.

Vigila el filtro del aire del habitáculo

Los fabricantes recomiendan su cambio una vez al año, cada 15.000 kilómetros o antes si circulas por terrenos sucios. Es el encargado de detener los cuerpos extraños e impurezas del polen hacia el habitáculo.

Mantener la correcta temperatura del motor es importante

Como temperatura ideal de funcionamiento debe estar entre 22 y 23 grados. Si es inferior, el consumo es susceptible de aumento en hasta un 20%. Se recomienda revisar que las correas del sistema no se encuentren sueltas, puesto que de lo contrario no podrían impulsar el compresor del aire acondicionado.

Mal olor del aire acondicionado

Suele proceder del mismo sistema. Se va acumulando humedad en los conductos y eso hace que aparezcan bacterias y moho.

Para prevenir esto, lo mejor es utilizar la calefacción de vez en cuando, así se eliminará el exceso de humedad que genera el uso de aire acondicionado en los conductos.

Las averías más posibles del aire acondicionado en un coche y que suelen provocar que funcione de manera errática son en su mayoría éstas. Lo mejor si queremos que se encuentre en óptimo estado es estar atento de todas las partes que hemos mencionado y llevar a revisión al coche según manda el fabricante. Además, lo ideal es pedir cita en un taller oficial, ya que son los que mejor atención te pueden dar.

Recuerda que, si te olvidas del aire acondicionado hasta la llegada del buen tiempo, al final puede que cuando quieras recurrir a él no funcionará como es debido. Un mantenimiento correcto es necesario y básico, no lo olvides.