musica para conducir - grupo montalt

La ciencia del sonido, la música ayuda a conducir

La música posee un fuerte vínculo que tiene un importante efecto emocional en nosotros. La ciencia del sonido y la música es cautivadora. Marcel Breker, un especialista de Ford en sistemas de audio, examinó estas disciplinas para colaborar en la creación un sistema nuevo de sonido para automóviles B&O PLAY perfecto para el nuevo Fiesta.

Sonido B&O PLAY, combinación perfecta

La sensación de emoción formó parte del desarrollo del sistema de sonido B&O PLAY y la música es un elemento fundamental.

En los niveles más básicos, todos sabemos que, si elegimos la música adecuada en el momento oportuno, puede ayudar a relajarnos o concentrarnos. La ciencia respalda sus beneficios.

Un estudio sobre cómo nos involucramos con la música, deja claro que existe un delicado equilibrio entre fisiología y psicología, que se produce en lo más profundo de la condición humana. Realmente es fascinante observar cómo después de que se escuche una pista de música durante tres minutos, nuestro corazón comienza a imitar o responder al ritmo de la misma.

A este proceso biológico se le llama sincronización. Un efecto que ha demostrado ser capaz de reducir la ansiedad, logra disminuir el ritmo cardiaco y baja la presión arterial. Con lo que tenemos que quedarnos es con que tanto el sonido como la música, pueden darnos equilibrio emocional y armonía, tanto a nivel físico como mental.

En Ford dejan claro que el equilibrio emocional incorporado al sistema de sonido S&O PLAY es todo un acierto y que pensaron que sería ideal para el nuevo Ford Fiesta. Todo ello tomó más importancia al darnos cuenta de que cada vez hay más conductores que reproducen música en marcha.

Los coches son un sitio magnífico que representa una serie de retos en cuanto a la manera en que el sonido viaja en el interior de la cabina.

Debemos saber que el audio interactúa no solo con los reflejos de las propias superficies del vehículo, también con los embellecedores en los que están integrados los altavoces. Si a esto le añadimos el ruido de la carretera y las condiciones atmosféricas, tenemos un campo que es todo un desafío para los equipos de sonido.

Para los ingenieros de Ford, el integrar este sistema de sonido nuevo fue todo un reto, pues se inició desde el nacimiento del desarrollo del propio coche. Todo ello ha permitido a los ingenieros el crear un sistema de sonido de idéntica calidad al que podemos disfrutar en nuestra casa.

Va desde una perfecta colocación de los altavoces a que sea posible ajustarlos de manera adecuada para el beneficio de cada pasajero, siendo un sistema que se encarga de elevar la naturaleza dinámica del audio del coche.

Todo ello hace que nos dé por pensar si la próxima vez que te sorprendas cantando placenteramente en el coche, no solo es culpa tuya, también lo es de un equilibrio complejo entre una tecnología avanzada de audio y los procesos neurológicos en los cuáles no existe control alguno. Ford, con sus investigaciones, ha dejado claro que la música y el automóvil, son una buena mezcla, ¿qué opinas?