He olvidado renovar el seguro del coche ¿Puedo conducir

He olvidado renovar el seguro del coche ¿Puedo conducir?

Una de las grandes obligaciones que tenemos todos los conductores reside en tener en regla los papeles de nuestro automóvil. El seguro del coche es uno de ellos,  pues las coberturas firmadas en el mismo nos darán garantías ante posibles contingencias en la carretera.

Contratar el  seguro del coche es uno de los primeros trámites a realizar en cuanto tengamos nuestro coche. Este trámite es obligatorio para poder conducir con nuestro vehículo, pues circular sin seguro va contra la ley y acarrea serias multas.

Pero que pasa en el caso de olvidarse de renovar el seguro, ¿sigue siendo una falta?. Veamos algunas características de esta peculiar situación.

Olvidarse renovar el seguro de coche

Aunque parezca una broma, olvidarse de renovar el seguro es una de las principales causas de conducir sin seguro en el automóvil. Olvidarse de renovar el seguro nos deja sin seguro, es decir estaremos conduciendo sin uno de los trámites más importantes, cometiendo una imprudencia además de una ilegalidad.

La multa por conducir sin seguro puede oscilar dependiendo de diferentes situaciones: si el vehículo estaba circulando, el tiempo que lleva sin seguro etc, y el montante económico a pagar varía entre los 600 euros y los 3.000 euros.

Haber estado asegurado y olvidarse de renovar el seguro no exime de estar en situación ilegal y por tanto estaremos incurriendo en una imprudencia que nos acarreará la multa pertinente.

Por lo general cuando se contrata una póliza de seguro para el coche, la póliza se renueva automáticamente si no se avisa con antelación (si se fija en el contrato); por tanto podemos tener una especial atención a estas cláusulas pues pueden salvarnos de caer en la situación de no estar asegurado y concurrir en delito.

Incluso si por razones económicas dejamos de pagar mensualidades las compañías de seguros tiene la obligación de conceder un mes de gracia, ese mes sin pagar disfrutaremos del seguro pese no haber pagado el seguro.

Por lo tanto conducir sin seguro es una gran irresponsabilidad, no es aconsejable circular sin seguro pues no estamos cubiertos ante los problemas que puedan surgirnos en la carretera. Las consecuencia de conducir sin seguro son graves, desde el pago económico de una multa más la inmovilización del vehículo de un mes a tres meses, debiendo abonarse los costes de lo gastos del depósito.

Desde Grupo Montalt aconsejamos tener a punto todos los papeles de nuestro vehículo, mantener nuestro seguro de coche renovado, pues estaremos invirtiendo en nuestra garantía seguridad y calidad de nuestra conducción.

La mayor oferta de vehículos de ocasión, junto a un gran equipo de especialistas y la más amplia gama de servicios.

Grupo Montalt: 45 años a tu servicio