web

ASÍ CAMBIARÁN LOS HÁBITOS DE MOVILIDAD TRAS EL CORONAVIRUS

Según un estudio publicado recientemente por “La Vanguardia”, la pandemia causada por el coronavirus nos ha dejado con un escenario de incertidumbre, pues no sabemos cuáles serán los límites que tendrá la nueva normalidad post confinamiento. Durante estos meses, el desempeño diario de los ciudadanos se ha visto altamente trastocado, por eso es especialmente importante encarar las nuevas etapas de desconfinamiento que ha establecido el Gobierno con calma y consciencia.

La mayoría de los sectores se han visto afectados por la crisis, y esto tiene consecuencias a posteriori. En el caso de la industria de la automoción, la consultora tecnológica y de transformación digital, Capgemini, apunta que la actual situación tendrá un gran impacto en los hábitos de consumo con respecto al uso y compra de vehículos y que enfrentará dos tendencias: la preferencia de uso de automóviles individuales y la situación económica.

Uno de los primeros mensajes que destaca el estudio es que “dadas las inquietudes por temas de seguridad/salud, los consumidores van a tender al uso de medios particulares en vez del transporte público o los vehículos compartidos”. Así, el 43% de los españoles encuestados (el 46% en el resto del mundo) preferirá utilizar un vehículo privado frente al transporte público, reduciéndose de esta manera el uso de automóviles compartidos como puede ser un taxi o directamente compartir coche con compañeros de trabajo.

Asimismo, el informe apunta que un 36% de los españoles está evaluando la compra de un vehículo (a nivel mundial esta cifra se sitúa en el 35%), el 25 % de los cuales lo está considerando y el 11% ya lo ha pensado de forma más seria. Los motivos principales que fomentan esta tendencia son la necesidad de un vehículo (77%), la mejor higiene que ofrecen (76%), reducir las probabilidades de infección (68%), así como preocupación por la salud propia y de la familia (63%).

No sabemos qué nos depara el futuro, pero lo que sí que es cierto es que esta crisis ha supuesto un antes y un después en nuestra sociedad. Si realmente el uso de vehículos privados va a la alza, es importante que, a medida que vayamos superando las etapas de desconfinamiento y que tengamos una mayor libertad de movimientos, no nos relajemos en la carretera y pongamos más atención que nunca, especialmente por la falsa sensación de seguridad que experimentaremos al principio debido al poco tráfico.