que tres elementos se miden en la etiqueta europea del neumatico - grupo montalt

Qué tres elementos se miden en la etiqueta europea del neumático

Si te has fijado en las ruedas de tu coche, seguro que has visto una etiqueta en los neumáticos al comprarlos. Dicha etiqueta es la que se encarga de medir tres elementos fundamentales que conocemos a continuación, y son el consumo de carburante, el ruido exterior o ambiental y la seguridad, así que es muy importante que te fijes en ella antes de adquirirlos.

Europa ha definido un método de ensayo dentro de su Reglamento que obliga a los importadores y fabricantes a informar sobre cada uno de los parámetros en la etiqueta del neumático.

Así pues, podemos encontrar códigos de letras de la A a la G, con una gama de colores que va desde el verde hasta el rojo, que se considera como la etiqueta energética del neumático, pues informa del consumo del vehículo, siendo la A la más eficiente y el verde el color que indica mayor resistencia a la rodadura y mejor optimización del gasto de combustible.

Si deseas ampliar información acerca de los neumáticos puedes hacer en nuestro post “cómo saber qué neumáticos puede llevar mi coche” .

Las mediciones de la etiqueta europea del neumático

Pero veamos detenidamente en qué consiste cada uno de los tres parámetros de la etiqueta europea del neumático.

Consumo

Como hemos observado, los fabricantes de neumáticos como Bridgestone, por ejemplo, célebre en todo el mundo, están obligados a añadir información sobre la eficiencia y el consumo.

Ya hemos visto que un vehículo que incorpore neumáticos con etiqueta A será muy eficiente, ya que posee menor resistencia en la rodadura, por lo que optimiza su fuente de energía, consume y contamina menos y ofrece un nivel de emisiones de gases muy bajo, justo lo contrario que sucede si en la etiqueta aparece una G.

Es importante tener en cuenta esta consideración con la etiqueta ecológica del neumático, ya que, entre la A y la G, la diferencia en el consumo puede ser de hasta medio litro cada 100 kilómetros.

Sea como fuere, hoy en día tanto la clasificación G como la F, las dos más bajas, ya han sido prohibidas por las autoridades europeas.

Seguridad o agarre

Otro aspecto que se mide con la etiqueta del neumático que obliga a marcas como Michelin a informar de su calidad es la seguridad, también llamada agarre, especialmente sobre vías mojadas o en mal estado.

En este caso, la etiqueta del neumático informa de la capacidad de frenada en mojado. También se clasifica de la A a la G, y la diferencia entre la calificación más eficiente y la menos puede ser de hasta 18 metros menor a una velocidad media de 80 kilómetros por hora.

Tradicionalmente, se ha creído que un neumático con más agarre consume más combustible. En realidad, esto no es cierto al nivel de turismo, lo que se ha de buscar sí o sí es un equilibrio sensato que ofrezca seguridad en las reacciones del vehículo ante imprevistos y calzadas peligrosas.

Nivel de ruido

Finalmente, nos centramos en el nivel de ruido, también marcado por la etiqueta europea del neumático. En este caso, informa del sonido exterior expresado en dB, es decir, decibelios.

Esta parte de la etiqueta de los neumáticos europeos se muestra con una, dos o tres ondas, siendo una onda el equivalente al ruido mínimo, 3 dB, la doble entre 3 dB y 6dB y la triple superando 6 dB, en los límites de los permitido.

Recuerda observar bien la etiqueta del neumático antes de comprar para asegurarte de que adquieres uno legal que cumpla con la normativa europea.

 

También te puede interesar: