como deducir el iva al comprar un coche - grupo montalt

¿Cómo deducir el IVA al comprar un coche?

Una de las grandes cuestiones que se plantean entre autónomos, empresas y la Agencia Tributaria es cómo deducir el IVA al comprar un coche. La fiscalidad de los vehículos afecta de lleno a aquellos que realizan una actividad económica, ya que su adquisición supone un gran desembolso económico, lo que fiscalmente se traduce en gasto deducible.

Pero, ¿qué ocurre con el Impuesto sobre el Valor Añadido? ¿Qué requisitos legales existen para poder deducir la cuota de dicho tributo cuando se adquiere un vehículo? Vamos a explicar estas cuestiones y algunas más.

¿Se puede deducir el IVA al comprar un coche?

Se trata de una de las cuestiones que más controversia genera entre la AEAT y autónomos y empresas, porque la respuesta lógica sería que si necesitas el vehículo para trabajar, lo que suele suceder la mayoría de las veces, debería ser un IVA completamente deducible, ¿verdad?

Pero este organismo público no opina igual sobre deducir el IVA de la compra de un coche, puesto que tiene en cuenta el hecho de si el vehículo es usado en tu tiempo libre, lo que también suele ser un hecho muy usual, aunque en ocasiones no sea así.

Por tanto, y de modo general, exceptuando determinadas actividades legalmente establecidas, se establece por la legalidad vigente que, si se puede deducir el IVA de un vehículo en un 50%, también incluye que se puede deducir el IVA de un coche de segunda mano, pero no en su totalidad, salvo excepciones legalmente previstas, que describiremos a continuación.

¿Cómo deducir el IVA de un coche?

Para saber de modo exacto cómo deducir el IVA de un coche para no fallar y tener problemas, deberemos considerar siempre el grado de afectación que tiene el vehículo en la actividad económica. En este hecho es en el que se va a basar la Agencia Tributaria para verificar si se está practicando correctamente la deducción o no.

Como ya hemos comentado anteriormente, la normativa presupone de manera general un grado de afectación del 50%. Aplicando este porcentaje, no hay problemas. Las complicaciones surgen en el momento en que se quiera deducir el 100% de la cuota de este tributo, ya que se debe probar que el uso del automóvil está destinado única y exclusivamente a la actividad empresarial o profesional y que en ningún momento se utiliza para los fines personales, y esto resulta extremadamente complicado, excepto en los supuestos estipulados legalmente.

¿Qué debo tener en cuenta para hacerlo?

Para deducir el IVA de un coche, en primer lugar, deberás contabilizar la factura de su adquisición, con la cuota de IVA Soportado correspondiente. Si el uso es tanto profesional como particular, que suele ser lo más normal, deberás contabilizar únicamente el 50% de dicha cuota, si quieres contabilizar el 100%, entonces deberás tener en cuenta que tendrás que demostrar que solo lo usas de manera profesional.

Para este fin tienes determinados medios de prueba que pueden ser admitidos por la Agencia Tributaria o no, estos son los siguientes:

  • Llevar un registro diario de las reuniones, viajes, visitas a clientes, kilómetros, justificantes de aparcamientos, agenda, etc. donde quede constancia del uso del vehículo en los desplazamientos profesionales. Así lo incluyó el Tribunal de Justicia de Extremadura, en la Sentencia 953/2007.
  • También llevar un registro y tener copia de todos los partes de trabajo para los que se usa el coche de empresa.
  • Demostrar que el coche se queda en el parking de la empresa durante las jornadas no laborales. Puede ser mediante un sistema de geolocalización o bien mediante un servicio de vigilancia de 24 horas.
  • Rotular todo el coche con el nombre de la empresa, datos y publicidad de la misma. En el caso de que se quiera deducir el IVA del coche un autónomo, deberá constar el nombre comercial de su actividad, dirección, teléfono, correo electrónico, etc. para que quede perfectamente identificado.
  • Tener otro vehículo para usarlo en el tiempo no laboral, es decir, para uso privado.

Es preciso recordar que el hecho de que el IVA esté contabilizado ha de constar en el Libro Registro de este impuesto y se declare en las declaraciones periódicas y anuales de la Agencia Tributaria, pero no sirve como medio de prueba para justificar su deducción total.

¿Es deducible al 100%?

Para poder deducir el IVA del coche al 100%, tendremos que demostrar su afectación total a la actividad económica, tal y como hemos descrito anteriormente. Excepto si se trata de aquellos casos recogidos en el artículo 95.1 de la Ley del IVA, el cual establece que se puede deducir el 100% de la cuota soportada, siempre y cuando la empresa o empresario o profesional realice una actividad que esté vinculada con el transporte, que son los siguientes casos:

  • Los vehículos destinados a servicios de enseñanza a futuros conductores, es decir, los que usan las autoescuelas.
  • Los que transportan a viajeros, como taxis.
  • Los que sirven para transportar mercancías.
  • Los utilizados para seguridad y vigilancia.
  • Los que usan los agentes comerciales y representantes.
  • Los que se utilizan para promociones de ventas, ensayos, pruebas y demostraciones.

 Y los gastos del vehículo como gasolina, ¿son deducibles?

La ley establece que se pueden deducir los siguientes gastos relativos al vehículo:

  • Gasolina, combustible, aceite, etc.
  • Adquisición.
  • Revisiones como la ITV y reparaciones.
  • Parking y peajes.

Pero para aceptar la deducción de este IVA, pone dos condiciones que se tienen que cumplir sí o sí: una es que se deduzca al 50% si no está incluido en alguno de los supuestos que contempla deducir el IVA de un coche al 100%; otra es que esté debidamente justificado mediante factura correctamente contabilizada.

Deducción del IVA en renting de coches

En este caso, sucede como en el resto, la empresa, profesional o empresario, podrán deducir IVA de un coche que se posea bajo el modelo de renting en un 50% de la cuota de la factura, siempre y cuando no se encuentre en ninguno de los casos establecidos por ley en los cuales queda demostrado que el vehículo se usa solo y únicamente para la realización de la actividad, en cuyo caso será al 100%.

Y esta es la información más relevante sobre cómo deducir el IVA al comprar un coche. Comprueba tu caso particular para saber si cumples o no con la normativa vigente sabiendo a ciencia cierta qué deducciones te puedes aplicar.