los limites de velocidad que se establecen para una via de que dependen - grupo montalt

Los límites de velocidad que se establecen para una vía, ¿de qué dependen?

¿Quién establece los límites de velocidad de una vía y cuáles son los motivos? Es una pregunta que se hacen muchos conductores, y a la que vamos a intentar dar respuesta en las próximas líneas.

Recordemos que la velocidad máxima de una vía es la más elevada a la que está permitido circular. Si se pasa de dicha velocidad, estaremos infringiendo el reglamento de Tráfico.

Según el Artículo 48, se establecen dos tipos de velocidades máximas en las vías:

  • Velocidad genérica máxima, que se da por el tipo de vía y las características y tipo de vehículo, y que no tiene por qué estar señalizada.
  • Velocidad específica máxima, que se atribuye a las características de la vía, se señaliza y no depende del vehículo en cuestión.

Descubre de qué dependen los límites de velocidad de las vías españolas

Dicho esto, ¿qué tipo de cuestiones valoran las autoridades pertinentes para establecer la velocidad máxima de una vía? Veamos cómo se hacen dichos cálculos.

En primer lugar, hay que tener en cuenta si la vía es nueva o ya existía. Por ejemplo, en una carretera nueva, la velocidad máxima se llama velocidad de proyecto, y se calcula en base a las características geométricas del lugar, aunque con otros factores implicados.

Se busca siempre que esta velocidad sea lo más constante posible. No obstante, entran en juego otros elementos que impiden dicha constancia, como las pendientes, los túneles, las curvas, los puentes…

Además, la antes citada velocidad de proyecto se ha de adaptar las leyes establecidas. Por eso, se puede hacer una vía en la que se pueda circular a 150 km/h., pero si la legislación vigente no permite pasar de 120 km/h., esa sería la velocidad máxima a la que se podrá circular.

También en algunos casos se tiene en cuenta la cantidad de tráfico que podrá absorber la vía. Si se cree que reduciendo la velocidad máxima podrá albergar mayor número de vehículos, este detalle se tendrá en cuenta.

Cuando se trabajan los límites de velocidad en vías ya existentes, se analiza la velocidad media de los conductores para baremar el máximo, hecho que dependerá también de cada tramo concreto. Se llega a esta conclusión eliminando los que circulan más rápido y más lento, logrando la media definitiva.

Los límites de velocidad según el vehículo

Obviamente, los límites de velocidad dependen también del vehículo en cuestión. En este caso, encontramos:

  • Motos y turismos: la velocidad genérica es de 120 km/h en autovías y autopistas y 90 km/h en secundarias. En ciudad se rebaja a 50 km/h.
  • Autobuses: son vehículos mixtos y derivados del turismo que pueden circular a 100 km/h en autopistas y autovías y a 90 km/h en carreteras secundarias con arcén de 1,5 metros de anchura o más. En el resto de vías, su velocidad máxima es de 80 Km/h, igual que si el bus permite potar viajeros de pie, cuando no puede superar ese límite.
  • Camiones: incluye también furgones y vehículos articulados. No pueden exceder los 90 km/h, y en vías convencionales los 80 km/h y los 70 km/h según arcén.
  • Vehículos con remolque: depende del peso, pero un remolque ligero impide pasar de 90 km/h, mientras que no ligero superior a 750 kilos no puede exceder los 80 km/h en vías con arcén de 1,5 metros y los 70 km/h en inferiores.
  • Transporte: del tipo que sea, si realiza transporte de menores o de mercancías peligrosas, reducirá siempre en 10 km/h la velocidad máxima para su tipo de vehículo y de vía.
  • Cuadriciclos y vehículos de tres ruedas: tienen limitada la velocidad a 70 km/h en todo tipo de vía por la que pueda circular.
  • Ciclomotores: su velocidad máxima será siempre de 45 km/h.
  • Vías urbanas: en vías urbanas y travesías no se puede superar nunca los 50 km/h, mientras que los vehículos de transporte de menores y mercancías peligrosas no podrán superar los 40 km/h.

Estos son los límites que establece hoy en día la Dirección de Tráfico y que no se pueden superar en ningún caso bajo pena de sanción. Dicho esto, en breve la DGT pretende rebajar los límites de velocidad, si quieres más información al respecto puedes visitar nuestro post al respecto donde te indicamos los cambios previstos.