GM_Cómo-poner-las-cadenas-para-la-nieve

Cómo poner las cadenas para la nieve

Con la llegada del invierno, aumenta la posibilidad de encontrarse en pleno viaje con una carretera totalmente nevada,  por la que solo se puede circular en ciertas condiciones muy específicas. Pero tranquilo, desde la red de concesionario en Valencia, Grupo Montalt,  vamos a ayudarte explicando cómo poner las cadenas para la nieve.

Las cadenas de nieve fueron inventadas por 1904 para aumentar la tracción de las ruedas en firmes nevados o con barro. Lógicamente, desde aquel momento han evolucionado mucho.

De hecho, el propio proceso de instalación evolucionó bastante, ya que, aunque siguen vendiéndose muy parecidas, hay más variedades para ser instaladas. Sea como fuere, recuerda que con ellas puestas, no se puede pasar de 50 km/h.

¿En qué ruedas se ponen las cadenas de coche?

Las cadenas del automóvil deben ser instaladas en las ruedas motrices, que son las que reciben la potencia del motor. Por lo tanto, si tu coche es de tracción delantera, en las dos de delante, y si es tracción trasera, pues en las de detrás.

En caso de que cuentes con un automóvil de tracción total, lo mejor es colocarlas en las cuatro ruedas. De todas maneras, es aconsejable consultar el manual del coche si se quiere saber en qué eje o ejes debes colocarlas.

Tipos de cadenas de coche

Vamos a dar un repaso a los tipos que existen,  para saber poner las cadenas para la nieve en los coches adecuados:

Cadenas de tela

Aunque se les llama cadenas, son unas fundas realizadas en nailon. Se desenrollan y se colocan como si se le pusiese un abrigo al neumático. En cuanto las tengas, hay que soltar el freno de mano del coche y que avance unos centímetros para que la rueda vaya pisando sobre la funda. En ese momento se completa el montaje de la parte del neumático que te quede.

GM_ImagenInterna_Cadena-Tela

Cadenas clásicas

Las que todos conocemos de toda la vida. Lo mejor es su reducido precio. El montaje suele ser más engorroso que en las de tela o mixtas, por eso cada vez menos conductores las usan. Se estiran sobre el suelo, estirando su cable de acero por detrás de la rueda. Otro punto que no suele gustar es que tienen la capacidad de arañar las llantas con facilidad, especialmente las de aluminio.

GM_ImagenInterna_Cadena-Metal

Cadenas mixtas

En estas cadenas podemos encontrar la gran facilidad a la hora de montarlas que tienen las de tela, a lo que se une lo eficaces que son las clásicas en la nieve. Todo esto hace que sean las más caras. Lo primero que debemos hacer es estirarlas sobre el suelo para comprobar que no se ha creado ningún nudo.

Cuentan con eslabones en la banda de rodadura, pero el aro que se coloca en la zona de detrás de la rueda es de nailon, y la parte delantera está realizada en material textil. Debe colocarse el aro de nailon por detrás de la rueda, para después extender la cadena por la banda de rodadura del neumático.

Se diferencian de las cadenas metálicas por no contar con tensores, lo que hace mucho más fácil su instalación.

Al igual que las metálicas, el coche debe avanzar unos centímetros para situarse sobre los eslabones, y así estirar del todo la cadena sobre la rueda.

Es bastante común que, al finalizar de poner las cadenas, la parte textil no se quede centrada completamente sobre la llanta, pero ella misma se ajusta en cuando comienzas la marcha.

GM_ImagenInterna_Cadena-Mixta

Antes de despedir, recuerda, es fundamental retirar las cadenas cuando veas que la carretera no tiene nieve, puesto que los eslabones tienen gran agresividad respecto a la goma del neumático, corriendo el riesgo de dañarlos.