Como lavar tu coche y que quede como nuevo - grupomontalt

Cómo lavar tu coche y que quede como nuevo

Lavar tu coche y que quede perfecto es el objetivo de todos cuando tenemos el vehículo sucio. Por eso vamos a darte una serie de claves para que tu automóvil quede inmaculado, casi como nuevo. ¿Nos acompañas?

Consejos para lavar tu coche

1. Dejarlo perfecto en el exterior

Si quieres cuidar tu coche por fuera lo mejor es repasar la carrocería por si tiene daños. Existen productos específicos para cada tipo de marca. En el caso de que encuentres arañazos, es conveniente encontrar un lápiz del mismo color que el coche y aplicarlo después de lavar y secar la zona en cuestión. Siempre que puedas, pule la carrocería de cara a eliminar los pequeños surcos que se ven cuando uno mira a pocos centímetros.

2. Maletero

Suele ser un punto donde se acumulan demasiados objetos o restos de carga. Lo mejor es pasar el aspirador, retirando la moqueta, la rueda de repuesto (si la tiene) y las herramientas, de este modo se podrá eliminar toda la suciedad que se haya acumulado en cada uno de los rincones.

3. Dejarlo perfecto en el interior

Lo mejor es empezar por las plazas traseras. Pasa el aspirador por la bandeja portaobjetos y los asientos. De esta manera puedes plegarlos o abatir el respaldo. Intenta introducir el tubo aspirador en el interior de las ranuras. No debes olvidarte de los compartimentos portaobjetos de los lados ni de las bolsas de los asientos.

Hay que quitar las alfombrillas del suelo y aspirarlas a fondo. En caso de que sean de goma, con un manguerazo a presión puede valer. Si hay manchas grandes, usa un producto especial para limpiar alfombras. Aplicar un limpiador de plásticos con un paño y repasar la parte de detrás del espejo retrovisor interior y los asideros del techo es recomendable.

4. Llantas y neumáticos

Las llantas suelen acumular una gran suciedad con el paso del tiempo. Lo mejor para eliminarla es limpiarlas a fondo con una manguera a presión. Debes prestar atención a que no quede nada de carbonilla de la que desprenden los frenos. Para ello, acuérdate de aplicar un producto específico limpia-llantas.

5. Cuida las lunas

Se vaya o no al autolavado, lo mejor que se puede hacer si quieres tener una buena visibilidad es limpiar tú mismo todas las lunas del coche. En la parte exterior usa limpiacristales, pero no lo hagas en el interior porque en ocasiones deja un rastro sobre la superficie que hace que se vuelva traslúcida. En el interior lo mejor es usar productos específicos.

Lo que tienes que hacer es tener la certeza de haberlo retirado todo por completo. Luego pasa primero un paño, y si hace falta, un papel o periódico para que acabe con toda la humedad.

Como has podido ver, con una serie de cuidados no muy complejos, tu vehículo puede quedar realmente impecable y en estado de revista.

¡Nuestro automóvil necesita cuidados!

Grupo Montalt: 40 años a tu servicio