Cómo funcionan los motores híbridos

Cómo funcionan los motores híbridos

El concepto de la motorización híbrida ya no resulta un término del futuro o desconocido, el auge en las ventas de los coches híbridos ha puesto encima de la mesa la importancia de este tipo de tecnología en el sector de la automoción.

La reducción de las emisiones de gases contaminantes, un motor más eficiente y de una mayor respuesta rápida, vehículos más fáciles y suaves de conducir… son algunas de las reconocidas ventajas de los motores eléctricos y en motores híbridos, pero menos conocido es el funcionamiento técnico de estos motores.

Demos respuesta a esta obligada pregunta que nos ayudará  a saber un poco más sobre la tecnología que integran los tan demandados vehículos híbridos.

Funcionamiento de los motores híbridos

El proceso de creación de los motores híbridos ha sido uno de los mayores retos para los ingenieros, un auténtico desafío cuyo objetivo era compatibilizar dos tipos de motores, entre un motor eléctrico y otro de gasolina.

Uno de los principales problemas a resolver fue desarrollar un sistema en que se ahorrase gasolina pero no se perdiese potencia y por tanto velocidad. La gran solución fue poner  a trabajar un sistema con un motor eléctrico, otro de gasolina y que las recargas de las baterías se comunicaran entre sí, combinando las prestaciones del motor de combustión interna con las ventajas del motor eléctrico.

Estas dos versiones pueden trabajar juntas, en paralelo o por separado dependiendo y en función del uso al que han sido diseñados estos motores.

Para un mejor entendimiento de los motores híbridos vamos a enumerar una serie de pasos que explican de manera clara el funcionamiento de estos nuevos motores:

  • Estos motores están compuestos por una serie de engranajes que conectan los motores a una cadena que aporta movimiento a las ruedas.
  • El motor eléctrico es el primero que entra en acción, haciendo girar el engranaje exterior aportando velocidad sin ningún tipo de consumo de gasolina.
  • Alcanzada cierta velocidad, el motor de combustión interna entra en juego haciendo girar los cuatro engranajes del divisor de potencia aumentando la potencia del vehículo.
  • El último paso del proceso de funcionamiento del motor híbrido lo completa un engranaje central conectado a un generador que carga las baterías, además de dar potencia extra al motor eléctrico.

En el caso de los motores híbridos en paralelo, ambos motores están conectados a las ruedas del vehículo con  la posibilidad de trabajar por separado o juntos.  Por otro lado, los motores híbridos en serie, la potencia del motor eléctrico viene dada por la producida por el generador accionado por el motor de gasolina.

La tecnología híbrida en motores ha llegado para quedarse, los vehículos híbridos han demostrado ser una buena opción para cubrir las necesidades de cierto público, siendo evidente el aumento progresivo de las ventas de este tipo de vehículos.

Grupo Montalt: 45 años a tu servicio