¿Cómo debo conducir en invierno?

¿Cómo debo conducir en invierno?

El invierno es una de las estaciones climatológicas más peligrosas para conducir por las carreteras, sobre todo en las fechas en el clima se recrudece: hielo, lluvia, granizo, nieve, frio y menos tiempo de luz.

En primer lugar todo conductor debe saber la responsabilidad que conlleva poseer un vehículo y el compromiso firme de circular seguro por la carreta, garantizar su seguridad y la de los demás conductores es de obligado cumplimiento para todo.

Por ello una de las primeras acciones a realizar es efectuar un correcto mantenimiento de nuestro vehículo, intentando  preparar nuestro coche para el invierno, por ejemplo:

  • Revisión de líquidos (aceite, anticongelante).
  • Uso de neumáticos de invierno.
  • Posesión de las pertinentes cadenas, además de ser conocedores de la utilización de las mismas.
  • Puesta  a punto de piezas, batería y pinzas… etc. Es imprescindible tener nuestro coche a punto, pues nuestra vida depende de ello.

Pero además de la revisión técnica y puesta a punto de nuestro vehículo, existe otro factor determinante para garantizar la seguridad: el modo de conducir. ¿Cómo debemos conducir en invierno? Veamos una serie de consejos de conducción, que pueden ser muy útiles en estas fechas frías de invierno.

Consejos para conducir en invierno

Cuando el clima se recrudece, pareciendo la nieve, el frío y las características climatológicas comunes en un temporal invernal, es importante tener en cuenta que no debemos tener las mismas rutinas de conducción, pues las condicionantes son  totalmente diferentes. A continuación veamos algunos consejos muy interesantes para circular con seguridad en invierno:

  • Mantén la calma. La tranquilidad y calma es fundamental para circular por carretera, todo estado que se acerque al nerviosismo no va a traer nada bueno a nuestra experiencia en carretera. La prudencia es, también, un factor determinante en la circulación en invierno: el uso del cinturón de seguridad, respetar las señales…
  • Conducción suave. El principal consejo es mantener una conducción suave, con ello la velocidad no debe ser una prioridad, es prioritario llevar un ritmo constante sin cambios bruscos de velocidad.
  • Controlar el coche. Ante las carreteras heladas el control de nuestro coche es el principal objetivo. No des volantazos bruscos, no frenes, siempre realiza movimientos suaves. Ante el trazado de una curva sigue el trazo de las roderas de otros vehículos, siempre sin acelerar la marcha del vehículo.
  • No hay prisa. El tiempo no es tu enemigo, deber concienciarte de que lo importante es llegar. Para ello evita adelantamientos o evita el cambio de carriles, aumenta la distancia de seguridad lo que hará anticiparte par atener tiempo de reacción.

La paciencia es una virtud, y más si hablamos la hora de enfrentarnos a la carreta en invierno. La revisión de nuestro vehículo es fundamental para poder llevar a cabo una conducción segura en las carreteras heladas. A esto, le añadimos una correcta rutina de manejo del automóvil, incidiendo en la tranquilidad y la suavidad en la conducción, minimizaremos enormemente las posibilidades de tener un accidente con nuestro coche en invierno.

 

La mayor oferta de vehículos de ocasión, junto a un gran equipo de especialistas y la más amplia gama de servicios.

Grupo Montalt: 45 años a tu servicio