consejos para preparar tu coche para la nieve - grupomontalt

10 Consejos para preparar tu coche para la nieve

Desde Grupo Montalt, tu red de concesionarios de coches de confianza, queremos darte una serie de consejos para conducir y preparar tu coche para el invierno. Es muy importante tener el coche preparado para la nieve, para poder conducir con seguridad bajo condiciones climatológicas adversas.

Prepara tu vehículo para el frío

El cambio de estación climatológica afecta al tiempo y con ello a las condiciones para conducir y viajar con nuestro vehículo. Parece un tema menor, pero es necesario mantener una conciencia firma en este aspecto.

Una de las obligaciones de todo conductor es preparar su vehículo para las diferentes y arriesgadas condiciones del invierno. Mantener el coche listo para conducir en el invierno, es vital para garantizarnos la seguridad. ¿Está tu coche preparado para el invierno?

Vamos a enumerar una serie de factores importantes a tener en cuenta, que te ayudaran a responder a esta importante pregunta.

10 consejos para revisar tu vehículo

Desde este blog ya hemos hablado sobre la importancia de llevar un correcto mantenimiento de nuestro vehículo, más si cabe, en  los vehículos de ocasión y coches de segunda mano. El invierno nos trae bajas temperaturas, lluvias, nieve…  todo esto llevado a las carretas conforman unas especiales condiciones peligrosas.

Nuestro vehículo necesita de una revisión particular para afrontar este periodo invernal con todas las garantías. Los 10 consejos para preparar tu coche para la nieve son:

  1. Neumáticos. Los neumáticos son los elementos vitales en la conducción, el estado de los mismos repercute su funcionalidad en el asfalto de las carreteras. En invierno, las condiciones del terreno son muy desfavorables, el firme deslizante, nieve y agua aumentan las posibilidades de sufrir aquaplaning. Revisar el dibujo y las presiones de las ruedas es vital, además del estado de la goma. Cualquier desgaste de estos puntos de los neumáticos puede ser la causa de un accidente. De la mano de los neumáticos, viene la revisión de los amortiguadores, claves para una conducción segura.
  2. Cadenas. Son los elementos fundamentales para una perfecta tracción de nuestro vehículo en condiciones invernales. Puedes encontrarlas en varios modelos: metálicas o textiles. Deben de ponerse en neumáticos que se encuentren en buen estado, sino no valdrían para nada. Muchos conductores llevan las cadenas en el maletero, pero no saben cómo ponerlas. Se recomienda practicar el uso de las cadenas, además de conocer en que ruedas han de ponerse (delante o detrás según el tipo de tracción).
  3. Carga de la batería. Indispensable revisar la carga de la batería y sus elementos como las pinzas. El frio no es buen compañero para la batería, que puede originar su descarga en condiciones muy frías.
  4. Revisión aceite. Si bien cambiar el aceite debe formar parte de la rutina de mantenimiento de nuestro vehículo, en invierno es fundamental ser exhaustivos en este tema. A temperaturas bajas se recomienda aceites de viscosidad baja.
  5. LÍquido anticongelante. En cuanto al líquido anticongelante es básico hacer revisiones periódicas, y no escatimar en utilizar líquidos anticongelantes de calidad, sin olvidar que es necesario renovarlo cada dos años.
  6. Sistema de frenado. En invierno la distancia de frenado aumenta, la revisión de cables, bujías y pastillas del sistema de frenado es obligatorio. Con ellos se ha de revisar sin falta el líquido de frenos, un factor determinante para el buen uso del sistema de frenado.
  7. Faros del coche: Los días de nieve es posible que haya una visibilidad menor. Así que es muy importante que los faros del coche estén en perfectas condiciones.
  8. Rascador de hielo: Este utensilio puede resultar muy útil en días de nevada. La nieve puede acumularse en el parabrisas y en las lunas del coche, y en ese momento un rascador de hielo será nuestro perfecto aliado.
  9. Pon el coche a cubierto. Si vas a hacer un viaje de ida y vuelta, y te vas a quedar unos días fuera de casa, deja tu vehículo en algún sitio resguardado del frío. Si lo dejas a la intemperie varios días, puede resentirse los fluidos del motor, o los elementos externos.
  10. Por supuesto, algo imprescindible será la precaución. Saber cómo conducir con nieve y seguir algunas pautas es muy importante. Estudia antes de salir de casa cuál va a ser el clima que te vas a encontrar en tu recorrido. Sal con más tiempo del habitual, ya que con nieve es probable que tengas que ir más despacio. Evita adelantamiento y maniobras innecesarias. Evidentemente no te puedes olvidar de las cadenas del coche para la nieve.

Estos son algunos puntos básicos que cualquier taller del Grupo Montalt tendrá  en cuenta para preparar nuestro coche para la conducción en invierno. Aplicar un correcto mantenimiento de nuestro vehículo facilitará mucho el estado de nuestro coche para disfrutar de la conducción en condiciones de frío.